Medio siglo sin el pintor surrealista René Magritte

KMX Magazineagosto 15, 2017

¿Quién fue René Magritte?

El pintor belga René Magritte uno de los más destacados del movimiento surrealista y quien mezcló en sus cuadros comedia, misterio, peligro y horror, murió hace 50 años, el 15 de agosto de 1967, en Bruselas.

De acuerdo con información publicada en el sitio “britannica.com”, ciertos rasgos caracterizan e identifican sus obras son: el torso femenino, el pequeño burgués, el bombín, el castillo, la roca y la ventana, entre los más destacados.

Mientras que el portal “biografiasyvidas” señala que en un inicio siguió los pasos del pintor metafísico italiano Giorgio De Chirico, pero posteriormente, al entrar en contacto con la vanguardia surrealista de París, encabezada por André Breton, encaminar su arte hacia allá, logrando un lenguaje personal.

René Magritte nació el 21 de noviembre de 1898 en Lessines, Bélgica, y para 1910 su familia se mudó a Chatlet, donde tomó sus primeras lecciones de pintura. Dos años después su padre se suicidaría al lanzarse al río Sambre.

Ya de manera formal en su inclinación por la pintura, ingresó a la Academia Real de Bellas Artes, en Bruselas, y para 1922 se casó con su amiga de juventud y quien le sirvió de modelo para sus obras Georgette Berger. Al terminar sus estudios en la academia, Magritte entró a trabajar en una fábrica de papel tapiz como diseñador y más tarde se desempeñó creando bocetos para anuncios.

Su primera exposición ocurrió en 1927, en Bruselas, y entonces ya era notoria la influencia surrealista en sus trabajos. Obra creada por René Magritte

Magritte era meticuloso en la labor del pintor. Se le coloca también de manera común dentro del movimiento del realismo mágico y entre sus obras sobresale la titulada “La llave de los campos” (1936), que refiere a una “expresión francesa que sugiere la liberación de cualquier restricción mental o física”, según la fuente.Obra creada por René MagritteAsimismo, menciona sus versiones surrealistas de otras obras, como la “Madame Recamier”, original de Jean- Louis David, la cual fue reconfigurada por Magritte en 1939 sustituyendo a la figura femenina por un complejo ataúd.

El pintor belga murió el 15 de agosto de 1967, dejando un legado que incluye obras como “El asesino amenazado” (1926), “Los amantes” (1928), “Esto no es una pipa” (1929), “Prohibida reproducción” (1937), “Tiempo perforado” (1939) y “Esto no es una manzana” (1954).