Verdades del Día de la raza

KMX MagazineOctubre 12, 2016

Revisando varias fuentes de información encontramos algunos puntos de interés sobre la conquista a nuestro continente. Colón en realidad no llegó a América el 12 de octubre como siempre nos han explicado en las monografías o libros de texto gratuitos. El calendario que manejamos en la actualidad, no es el mismo que había en la época en la que vivió el Señor Colón. Cuando el navegante inició sus viajes, se empleaba el calendario Juliano (cuyo uso se había instaurado en la antigua Roma). Un calendario que, prácticamente un siglo después, los astrónomos descubrieron que no era exacto. Al ser advertido de este hecho en 1582, el Papa Gregorio decidió corregir este error y se pasó de golpe del 4 de octubre de 1582 al 15 de octubre de 1582, la fecha real. Los días intermedios entre ambas fechas no se perdieron. Simplemente no se habían contabilizado bien con el calendario juliano. Por lo tanto, los astrónomos apuntan que Colón debió avistar tierras americanas un 20 o 21 de octubre y no el día 12 de octubre, cómo se nos ha hecho creer.

Se dice que el señor Colón en realidad viajó en dos carabelas y una Nao. El nombre original de la nao era María Galante, aunque Cristóbal Colón decidió cambiarle el nombre la Santa María. La diferencia entre las Nao y las carabelas es que las primeras tienen castillo de proa y las segundas carecen del mismo.

Cristobal Colón, así como te lo pintan con pelito de príncipe valiente en realidad era peor que Trump. La Santa María encalló el día de Nochebuena de 1492 (que realmente no sería el día de Nochebuena por los fallos en el calendario) en un unos corales al norte de la isla La Española, hoy en día Haití. Este incidente provocó que Cristobal Colón tuviese que regresar a España a bordo de La Niña abandonando a 40 marineros a su suerte en el primer asentamiento europeo en América conocido como La Navidad. Sin embargo, cuando Colón regresó al asentamiento en otoño de 1493, todos los marineros abandonados habían muerto.

Mientras era gobernador de la isla de La Española, Colón era conocido por sus métodos tiránicos y brutales. Los españoles se quejaban de su paupérrima gestión y de la ligereza con la que mandaba ejecutar a los suyos en el patíbulo. Una trato del que también perjudicaba los nativos, que sufrían torturas y castigos corporales cuando su trabajo no era considerado suficientemente diligente por Colón. En agosto del año 1500, un comisionado real arrestó a Cristobal Colón y lo devolvió a España encadenado. Una de las tantas cosas que nos heredaron.

Colón

Además de todo el rollo que te contamos ¿qué tanto trajeron los españoles cuando llegaron a nuestro continente? Al principio, hubo un “intercambio”. Llegaron los espejos y se fue el oro. Vino el pan y se fue el maíz. Llegó la caña de azúcar y se empezaron a acabar los bosques. Vinieron la uva, la vaca, la gallina y el caballo y se fueron las piñas, las guacamayas, la madera y el caucho. Y mientras llegó el vino y el aguardiente, los españoles se enviciaron al tabaco. Vino la religión católica y se satanizaron las creencias indígenas.

Muy importante mencionar que gracias a ellos llegó el paludismo, peste, lepra, fiebre tifoidea, tos ferina, difteria, sarampión, varicela, la rabia canina, y la viruela. En los barcos de los esclavos llegaron también ratas, ratones, nuevos artrópodos (pulgas, piojos, garrapatas) e insectos entre los cuales, con mucha probabilidad, mosquitos vectores-reservorios como el Aedes.

¿Vas a seguir yendo a la Cibeles a festejar cuando España gane algún partido? Ya sabes por aquello de un pariente lejano.

*Imágenes: Internet