Radiohead una vez más nos honró con su presencia

KMX Magazineoctubre 7, 2016

Como era de esperarse, la gente estuvo ansiosa y eufórica, por supuesto, era la noche de Radiohead. Entre la estacionada, los revendedores, los que llegaban corriendo, desde ahí comenzaba todo.

Ya en el recinto, Shabazz Palaces comenzaría abriendo el concierto, son un muy interesante proyecto de hip hop experimental de Seattle, desafortunadamente les toca la novatada de los abridores, todo mundo los quiere fuera. Seas bueno o malo, abrirle a Radiohead es como poner en tu C.V. que has trabajado para una de las mejores empresas del mundo.

Radiohead - Recurso Internet

Radiohead – Recurso Internet

El show de Radiohead no fue para revivir todos sus éxitos y tener contento al público, son las canciones de A Moon Shaped Pool, acompañadas de aquellas que se llevan bien con la armonía de este disco, y una que otra sorpresa.

Todo de pronto es rojo y al instante todos sacan sus celulares. A veces muchos nos tapan la visibilidad, uno enfrente de nosotros se la pasa transmitiendo en vivo en Facebook, algunos es a lo que van.

Radiohead - Recurso AP

Radiohead – Recurso AP

La gente atenta y en silencio y escuchando las melodías, tal cual como si esto fuera una obra teatral. Silencio interrumpido de cuando en cuando para dar una ovación llena de aplausos. Así son las primeras canciones donde Thom Yorke marca el ritmo del concierto con sus movimientos, es como el maestro de ceremonias, entre más se mueva de un lado a otro como en el vídeo de “Lotus Flower”, la música, sus compañeros, las luces y el público lo siguen.

The National Anthem” es la primera en arrancar con todo lo que tienen, seguida de palabras de agradecimiento, mientras el staff mete al escenario un piano para que éste tome asiento y desde ahí empezar con las melodías de “All I Need”, que la gente acompaña con las palmas.

Recurso Internet

Recurso Internet

Greenwood toca la guitarra como sólo él sabe hacerlo, es un virtuoso, acompañado de un arco para tocarlo como un violín, o poniéndola de forma vertical para hacerlo como si fuera un contrabajo. Entre más agita la cabeza y su cabello que le tapa el rostro se balancea, más ruido sale de la misma.

Después le traen un par de tarolas para tocar “Bloom” junto a las dos baterías que están sobre el escenario, un experimento que iniciaron en la gira pasada para su tour de The King Of Limbs, y en el que funge como segundo baterista junto a Philip Selway, es nada más y nada menos que Cluve Deamer, baterista de Portishead quien los ha acompañado en esta gira, donde la idea es mezclar los ritmos electrónicos y los más orgánicos de dicho instrumento, dando como resultado un sonido único.

Thom Yorke regresa haciendo reverencias en respuesta a un público eufórico por su regreso. “Weird Fishes/Arpeggi” es la antesala para otro encore, del que regresa ahora solo acompañado por la guitarra, su voz y las miles de luces que enciende el público al ritmo de “Fake Plastic Trees”. Un momento de esos mágicos, el preámbulo perfecto para un cierre con una canción que no acostumbran tocar, pero que parece que ya se han reconciliado con ella, ya que van ocho veces que la tocan durante este tour.

Radiohead - Recurso Internet

Radiohead – Recurso Internet

“Creep” extrañamente volvió a sonar, ya que muy a su pesar es su canción más conocida. Radiohead y su música han sido un constante viaje por la experimentación, que lo mismo te pueden llevar de la depresión a la euforia, de la tristeza a la alegría en un abrir y cerrar de ojos, y lo mismo pasa por su show, es tan diferente, tan emotivo, que nadie debería pasarlo por alto.

Escucha: The Numbers: Jonny, Thom & a CR78