El poder de la mente en la alimentación

KMX MagazineSeptiembre 29, 2016

Seguramente ya has escuchado frases como “eres lo que piensas”, “la mente es poderosa”, pero quizá aún no has escuchado hablar sobre la psicología de la alimentación. Si ya lo hiciste pero quieres saber más, estás en el lugar indicado, aquí te platicaré todo lo que debes de saber sobre el tema y cómo lo puedes poner en práctica para mejorar tu calidad y estilo de vida.

Como te decía, la mente es muy poderosa y muchos tendemos a minimizar este hecho, vamos por la vida viviendo al día, pensando mil cosas negativas, maldiciendo a las personas o acontecimientos que nos disgustan. Esto debe de cambiar, todo lo que pensamos tiene un efecto y está en nosotros darle una dirección positiva o negativa a estos pensamientos = hechos.

culpa-comer

Así que, si pensamos algo tan sencillo como “seguro voy a perder mi celular nuevo”, ten por seguro que algo le va a pasar: te lo van a robar, se te va a perder o se te va a romper. Esta situación es muy similar cuando pensamos sobre nuestro peso.

¿Cuántos no hemos sufrido el desagradable rebote, o el “empiezo la dieta el lunes”y comes algo que no debías ese día y piensas, “mmm.. mejor la próxima semana”,  y nos sentimos súper culpables?

comiendo

Muchos, ¿verdad? Esto es porque no tenemos control sobre nuestra mente, ¿sabías que esos pensamientos de ” Chin ya la regué”, “ay ya arruiné mi dieta, seré [email protected] por siempre”, ” nunca voy a bajar”, ” si me como ese pastel voy a subir mil kilos”, “este fin me pasé, comí demasiado“… y muchos pensamientos más, causan estrés?

Sí, todos ellos tienen un efecto estresante en tu mente que activa al sistema nervioso, liberando cortisol, hormona esteroide que además de causar el aumento de peso, genera problemas de sueño, enfermedades del corazón, envejecimiento y cambio de humor.

¿Qué hacer para no estresarte al comer algo que no debes?: aprende a disfrutar. 

La clave es enamorarte de tí; investigar sobre tu cuerpo, sobre como funciona, los efectos que tienen las emociones y los alimentos en ti, disfrutar el día en que te comes un chocolate y piensa ” Mmmm.. esto está delicioso, me lo merezco”.

Ojo, no te estoy diciendo que te comas una caja diaria, todo es con moderación y aquí lo principal es erradicar ese estrés que te está alejando de tus objetivos y sobre todo que crea un círculo vicioso.

disfruta

La relajación es la acción más poderosa para alcanzar una vida saludable, date tiempo para todo. Si vas a comer, enfócate en tu comida, disfruta cada bocado, dale tiempo y trata de no estar con el celular o computadora cuando lo haces.

Por favor, no hagas dietas estrictas, además de que afecta el funcionamiento de tu metabolismo, tu mente emitirá pensamientos todo el día sobre comida, te sentirás más hambriento y el día que vuelvas a comer lo harás sin control.

Mi mejor recomendación es que te olvides de frases como “empiezo el lunes”, porque si es martes seguramente aprovecharás en atiborrarte de comida el resto de la semana. Cada día es un inicio, en el que puedes comenzar un estilo de vida saludable, sobre todo, hazlo por gusto, hazlo por ti, elimina esos pensamientos tóxicos de sólo hacerlo por un cuerpo de revista, no te juzgues ante el espejo  y pensando en que te sentirás lleno de energía, estarás más saludable y sin darte cuenta, perderás esos kilitos que te caen tan mal.

love-your-body

Lo más importante es que estés consciente de que todo lo que creas es lo que se ve reflejado en ti, así que confía en tu cuerpo, acéptalo como lo maravilloso que es y enfócate en visualizarte tal y como lo quieres, prometiéndole que lo cuidarás y que llegarás a esos resultados sanamente.