Dile adiós al rebote

KMX MagazineAgosto 24, 2016

Seguramente sabes lo que es padecer durante dos, tres o cuatro semanas con una dieta súper estricta, y lo único que piensas es en el momento en el que terminará para comerte todo lo que se te antoje. ¡Gran error! De ser así, recuperarás todo lo que lograste perder con esa dieta y además aumentarás mucho más. Aquí te dejamos unos tips para evitar el temido efecto rebote:

Hábito: no pienses en el final de esa dieta, lo mejor es que aprendas a vivir en equilibrio, a que disfrutes el proceso. Debes adoptar este estilo de vida y no recurrir a tus malos hábitos, recuerda que para lograr un cambio a largo plazo debes dejar lo que hacías antes, de lo contrario regresarás indiscutiblemente a como estabas anteriormente.

habi

No dejes de comer: algunas veces podrás leer que la dieta de la manzana es milagrosa y, claro, comer sólo manzanas te hará perder peso, pero esto se recuperará nuevamente en el instante que comiences a comer otro tipo de alimentos. Es muy importante que no te saltes comidas, ninguna, especialmente el desayuno, pues es una de las comidas más importantes del día.

sin comer

Planifica : siempre carga contigo una opción saludable para esos momentos en los que el hambre te gana, ya sea una fruta, almendras o nueces. Trata de que en cualquier momento puedas optar por comer lo más sano posible.

plan

Muévete: si bien no podemos ir al gimnasio o practicar algún deporte todos los días, busca un pretexto para estar en movimiento. Caminar en vez de utilizar el carro, sacar a pasear a tu perro, subir escaleras e intenta hacer una hora de ejercicio al menos 4 días a la semana.

muevete

 

Prémiate sin culpa: claro, date tus gustos de vez en cuando. Todo lleva un equilibrio y es normal que aveces se te antoje una dona, una pizza; come algo que te encante y que disfrutes comiendo, hazlo sin culpa, no te arrepientas ni te recrimines, lo mereces.

Young woman stops her diet and look for a cake in the refrigerator

Por último, te recordamos que todo esto es un proceso lento pero seguro, convéncete de que no sólo lo estás haciendo por verte bien si no por tener una mejor salud, actitud y estar lleno de energía.