Darren Aronofsky está de vuelta con la película ¡Madre!

KMX Magazineseptiembre 18, 2017

El director Darren Aronofsky regresa con ¡Madre! Tras su incursión en el género bíblico-religioso con Noé hace tres años, el cineasta neoyorquino vuelve a otro género que ya le ha reportado alabanzas en el pasado, el thriller psicológico, dentro del cual triunfó con el filme El Cisne negro.

Escrita y dirigida por Aronofsky, ¡Madre! Está protagonizada por un cuarteto actoral integrado por: Jennifer Lawrence, Javier Bardem, Ed Harris y Michelle Pfeiffer. Todos ellos han ganado (Lawrence, Bardem) o han sido nominados múltiples veces en los Premios Oscar como mejores interpretes protagonistas y/o secundarios.Darren Aronofsky Madre

¡Madre! cuenta la historia de un poeta en horas bajas (Javier Bardem) y de su joven esposa (Jennifer Lawrence) que viven en una vieja casa de campo aislada. Un día, un extraño (Harris) y su esposa (Pfeiffer) se presentan en la casa. Su visita provocará que el poeta (Bardem) recupere la inspiración que había perdido y escriba la obra que le traerá la ansiada fama, pero que también cambiará la vida de todos los que se encuentran bajo el mismo techo.

El estreno de este filme será el próximo 22 de septiembre, según el portal de Paramount Pictures en México.

Los proyectos más destacados de Darren Aronofsky

Esta cinta narra la vida de un brillante matemático (Max) que está obsesionado con la idea de que, pese al aparente caos que rige el universo, existe un sistema numérico capaz de prever y controlar todo cuanto sucede en él

Pi: El orden del caos

El debut de Aronofsky como director de largometrajes se remonta al año 1998, fecha en la que se estrenó la película Pi: El orden del caos. Esta cinta narra la vida de un brillante matemático (Max) que está obsesionado con la idea de que, pese al aparente caos que rige el universo, existe un sistema numérico capaz de prever y controlar todo cuanto sucede en él. Centrándose para ello en el estudio del mercado bursátil, Max cada vez se acercará más a desentrañar el misterio que se oculta tras esa fórmula matemática que aparentemente controla todo, y que le lleva inexorablemente al número pi (3,1415…). Ansiosos por hacerse con el increíble descubrimiento que Max está a punto de revelar, una agresiva firma de Wall Street y una secta judía le acosarán por separado para hacerse con tan preciado botín.

Cabe destacar que la fotografía de este thriller matemático fue en blanco y negro, y que el compositor de la banda sonora de la misma fue su gran amigo Clint Mansell, colaborador habitual de Aronofsky en el resto de sus películas. El filme apenas costó 60.000 dólares, por lo que el mérito de la película es aún mayor.

La cinta logró un gran éxito de crítica y público, y obtuvo varios galardones, entre los cuales destaca el del Festival de Sundance, que reconoció a Aronofsky como Mejor Director en 1998.

Réquiem por un sueño es una cinta que se enfoca en el mundo de las drogas y sus consecuencias

Réquiem por un sueño

La película que siguió a Pi fue Réquiem por un sueño, estrenada en el año 2000. Basada en la novela de Hubert Selby Jr. (quien también desempeña las labores de guionista), la película se centra en el mundo de las drogas (y otras adicciones) y en las devastadoras consecuencias que tienen estas en un grupo de personas.

Este segundo trabajo del director neoyorquino fue aclamado mundialmente por crítica y público y se convirtió instantáneamente en un clásico de culto. Su enorme poder visual, unido a una banda sonora hipnótica (obra también de Clint Mansell, cuyo tema “Lux Aeterna” ha sido remezclado y utilizado en decenas de tráilers cinematográficos posteriores) y a unas interpretaciones sobresalientes (Ellen Burstyn estuvo nominada al Oscar y al Globo de Oro a la mejor actriz por su trabajo en este filme) dieron como resultado este exitoso segundo trabajo de realizador de Brooklyn. Esta película cuenta con escenas del anime Perfect Blue.

Con un presupuesto pequeño después de tener problemas con el estudio y actores que decidieron retirarse tales como Brad Pitt y Cate Blanchett

La fuente de la vida

La siguiente película de Aronofsky no vería la luz hasta más de un lustro después, en el año 2006, fecha del estreno de La fuente de la vida. Con un presupuesto pequeño después de tener problemas con el estudio y actores que decidieron retirarse tales como Brad Pitt y Cate Blanchett, y se contó con actores de la talla de Hugh Jackman, Rachel Weisz y Ellen Burstyn (de nuevo), Aronofsky muestra tres historias donde Jackman y Weisz interpretan diferentes papeles, un científico de tiempos actuales con su esposa enferma, un conquistador y su reina, y un viajero espacial que tiene alucinaciones con la esposa que perdió.

En el año 2008 presentó su cuarto largometraje, El luchador. La película está protagonizada por Mickey Rourke y Marisa Tomei, y narra la vida de Randy Robinson, un antiguo campeón de lucha libre que se encuentra en el ocaso de su vida profesional. La crítica consideró la película de Darren Aronofsky la mejor del festival y una de las mejores del director.

La película, considerada un thriller psicológico, cuenta con la participación como protagonista de Natalie Portman (papel que le valió un Oscar como Mejor Actriz).

Black Swan

Su siguiente trabajo, Black Swan (Cisne negro), se estrenó en Estados Unidos el 1 de diciembre de 2010. La película, considerada un thriller psicológico, cuenta con la participación como protagonista de Natalie Portman (papel que le valió un Oscar como Mejor Actriz) en el papel de Nina, bailarina de ballet de una compañía de ballet de Nueva York. La habilidad de Aronofsky logra captar en el film todo el perfil obsesivo y exigente que ronda el mundo de la danza como disciplina, y consigue atrapar al espectador. La película tiene el espíritu de Perfect Blue.

En marzo de 2014 estrena su último filme, Noé, sobre la vida del patriarca bíblico y su mítica arca. La película fue estrenada en México en la semana del 22 de marzo y en Estados Unidos el 28 de marzo. Fue una superproducción de 130 millones de dólares, y ha enfrentado duras críticas por parte de la crítica especializada, así como de grupos religiosos que la consideran sacrílega, por cambiar la historia bíblica.

Esperamos con ansia la nueva propuesta de Darren Aronofsky, ¡Madre! Sin duda, un director talentoso cuya filmografía se ha convertido de culto. Aronofsky tiene una visión que no tiene límites ni complejos; uno de los cineastas más diversos y prolíficos de nuestra época.