Concheros de Querétaro son ahora Patrimonio Histórico Cultural Inmaterial

KMX Magazineseptiembre 15, 2017

Es un día especial, previo a las celebraciones del Templo de la Cruz, los días 14, 15 y 16 de septiembre, la danza de los Concheros de Querétaro es reconocida por el gobierno capitalino, como Patrimonio Histórico Cultural Inmaterial. Luego de aprobar por unanimidad el decreto, los concheros celebran con gritos y música, mientras el presidente municipal baila junto con ellos, evidentemente desfasado, una de las danzas tradicionales llamada Fuego.

El ambiente se llena de incienso y los mirones atraídos por la música, se acercan a ver de qué se trata.

Los Danzantes en su paso por los callejones

El ambiente se llena de incienso y los mirones atraídos por la música, se acercan a ver de qué se trata. Entre los danzantes se encuentra Vicente Serrano, quien baila junto con sus hijas y sus nietos. Es un hombre de 55 años, conchero desde el día en que nació e incluso antes. “Desde que estaba en el vientre de mi madre yo venía danzando”, dice.

Con él se completan cinco generaciones de concheros y después de él, sus hijos y nietos continúan con la tradición queretana. Antes de él sus padres fueron concheros, como también lo fueron sus abuelos, bisabuelos y demás antepasados. Con orgullo cuenta que su danza está arraigada a él y no a la inversa.

Ser conchero es indescriptible, algo que sientes, que te hace vibrar, al sonar el huéhuetl, las conchas, la chirimía, te hace sentir muy bonito, es una vibración. Todo en esta danza se refiere a la conquista. Viene desde la época prehispánica, toda la zona era chichimeca. A la llegada de los españoles, desde la fundación de Querétaro en 1531 a la fecha se han conservado y mantenido nuestras tradiciones”.
En Querétaro existen más de 80 grupos de concheros

Entre ellos se llaman “compradres”

Vicente se siente orgulloso de tener cientos de compadres concheros. Así se nombran entre ellos. Son compadritos porque todos se consideran hermanos mayores. Un símbolo de unidad que no se disuelve ni siquiera con el paso de 486 años.

En Querétaro existen más de 80 grupos de concheros, todos unidos por el compadrazgo. Lo más frecuente es que se compartan los danzantes, que se presten unos a otros para celebrar cada una de las festividades, porque bailan todo el tiempo.