Ahorrar NO es de ricos

KMX Magazineagosto 17, 2016

Las nuevas generaciones buscan cosas mucho más apegadas a un bienestar inmediato, pero eso es una cosa que debería preocuparte, ¿por qué? Bueno, te has preguntado ¿qué estabilidad voy a tener en unos 45 años si solo pienso en el presente? No siempre seremos unos jovenazos Millennials o GenX, y seguramente llegará un punto en donde nos topemos con la cruda realidad financiera (peor que cruda de gin con pepino) de decir: ¡chingale, ya no hay lana!.

Todavía nuestros papás viven con la fabulosa palabra que esperaban con muchas ganas después de años de chambear como un buen Godín y nos referimos a la: PENSIÓN.

Pero ¿que crees? Hoy en día, a menos de que hayas comenzado a ahorrar en tu retiro desde los 25 años, no tendrás el suficiente dinero para poder mantener tu nivel de vida en tu vejez. Lo cual hace mucho más crítico que si en este momento no te comienzas a preocupar por eso, seguramente en algunos años vas a tener que destinar más dinero de tu ingreso quincenal al ahorro para poder juntar la “polla” y así vivir agusto después de que te retires.

La verdadera situación que puede salvarnos es el AHORRO, y ¿según tú no te alcanza la lanita que llega a tu tarjeta Godín-nómina cada quincena? ¡estas muy equivocado!

Haciendo un ejercicio muy básico, si ahorras por lo menos el 10% de tus ingresos quincenales, a lo largo de 10 quincenas, tendrás cuando menos una quincena de salario en tu cuenta Godín-nómina.

Ahorrar NO ES DE RICOS, por ejemplo:

Quincena 1: $4,500 Ahorro 1: $450
2: $4,500 Ahorro 1 + Ahorro 2: $900
3: $4,500 Ahorro 1,2 + Ahorro 3: $1,350
4: $4,500 Ahorro 1,2,3 + Ahorro 4: $1,800
5: $4,500 Ahorro 1,2,3,4 + Ahorro 5: $2,250
6: $4,500 Ahorro 1,2,3,4,5 + Ahorro 6: $2,700

Si ahorras lo mismo cada quincena, después de 45 años, tendrás un total de: $486,000, y si además este dinero lo inviertes en herramientas financieras que te generen incrementos de interés a un largo plazo y sin riesgos, puede garantizarte la vida Godín que siempre soñaste.

No necesitas ser rico para invertir en diversas herramientas financieras como pagarés, bonos, cetes, acciones, herramientas de retiro (como seguros de vida y ahorro), entre muchísimos otros. Date un clavado en Google, es más, aquí te dejamos un link con las herramientas que pueden ayudarte: Google

¡Ahórrale!